Mecano y el Polo Sur

Mecano – Héroes de la Antártida: La tragedia del Polo Sur

Héroes de la Antártida de Mecano narra la primera expedición al Polo Sur. Una carrera de fondo entre dos países que acabó en tragedia. ¿Quieres saber qué ocurrió?

En 1988 Mecano era uno de los grupos más conocidos de nuestro país, su disco Entre el cielo y el suelo, publicado en 1986 arrasó en ventas y su gira fue todo un éxito. Temas como Cruz de navajas, Me cuesta tanto olvidarte o Hijo de la luna, eran escuchadas y coreadas de principio a fin por infinidad de españoles. Su compañía discográfica BMG Ariola, decidió poner toda la carne en el asador para su siguiente lanzamiento, intentado batir los récords de ventas del anterior. Una de las condiciones pactadas previamente era que incluyese la mitad de las canciones de cada uno de los compositores del grupo: Nacho y José María Cano. Ambos vivían una rivalidad permanente que ya había dado problemas en anteriores discos, así que tomaron esta decisión salomónica. Pese a ello, los hermanos Cano continuaron su rivalidad presentando infinidad de canciones para el nuevo álbum, muchas de las cuales se quedaron fuera.

Mecano es uno de los grupos que más ha tratado temas históricos o cantado sobre personajes célebres en sus canciones.El disco Descanso Dominical hace gala de ello. En él encontramos temas como Laika, que cuenta la historia de la primera perra lanzada al espacio por la Unión Soviética. Es un homenaje al animal por su hazaña, pero también por el trágico final que acompañó a la misma. La canción El blues del esclavo habla sobre las dificultades del pueblo afroamericano en los EE. UU y lo hace en clave irónica, haciendo un repaso a las desigualdades históricas que sufría la población negra por el único hecho de tener un color de piel diferente. «Eungenio» Salvador Dalí es una oda al pintor que hace un repaso por su obra y su personalidad. A Dalí le gustó tanto que mandaría a José M. Cano un catálogo sobre su obra dedicado. El pintor falleció justo un año después de la publicación del disco. Finalmente incluía Héroes de la Antártida, que habla sobre la carrera de dos naciones por alcanzar el Polo Sur y de la que hablaré de forma más distendida.

Descanso Dominical
Parte trasera vinilo Descanso Dominical

El disco también incluía temas biográficos como La fuerza del destino, un tema dedicado a una de sus primeras novias, la periodista Coloma Fernández, a la que después dedicaría El 7 de septiembre. Curiosamente en el videoclip aparece una jovencísima Penélope Cruz de la que Nacho se enamoró profundamente y con la que tuvo una relación de 6 años. También hay canciones sobre lugares como No hay marcha en Nueva York, una descripción de la ciudad realizada por José M. Cano en base a lo que había visto o leído sobre ella, ya que, jamás había estado allí. La maravillosa El cine describe ese ritual que supone ir al cine y las sensaciones que nos hace sentir estar delante de la gran pantalla. En Un año más además de hablar de la tradición de las campanadas en la Puerta del Sol de Madrid, profundiza en lo que sentimos ese día y en el balance que realizamos del año que se marcha. De hecho, para finalizar el peculiar y pandémico 2020, Nacho Cano interpretó acompañado por la voz de Maryan Frutos el mítico  tema en una insólita Puerta del Sol prácticamente vacía . Uno de los singles más famosos del disco fue Mujer contra mujer,en el que habla abiertamente sobre la relación de dos mujeres y que causó bastante revuelo (eran otros tiempos). El tema fue traducido a varios idiomas entre ellos el francés, con el que Mecano estuvo infinidad de semanas nº1 en Francia siendo el único grupo español que ha conseguido esta proeza en el país galo.

El disco Descanso Dominical batió todos los récords del grupo:  Fue la primera banda española en vender más de un millón de discos de un sólo álbum.  La primera en tener lleno absoluto en la plaza de Las Ventas de Madrid y en La Monumental de Barcelona. Fue pionera en sumar más de un millón y medio de espectadores en sus conciertos y entró en el libro Guinness de los Récords como la formación que más veces ha permanecido en las listas de superventas, con un total de 83 semanas consecutivas. El disco lleva vendidos más de 3 millones de copias.

LA ERA DE LOS EXPLORADORES

Héroes de la Antártida refleja a la perfección la obsesión que tenían las naciones a finales del siglo XIX y principios del XX por conquistar los puntos del planeta aún ignotos. Diversos países se aventuraron en hazañas muy peligrosas (con escasa preparación en algunos casos) y sin pensar en las consecuencias. Lo importante era llegar al lugar, colocar la bandera y colgarse la medalla de ser los primeros. En este periodo surgieron diversos héroes que en ocasiones fueron abandonados por sus naciones. En otras fueron olvidados porque otros se apuntaron el tanto de su proeza y muchos de ellos murieron en el intento de su conquista o poco después.

EL EVEREST: LA CIMA DEL MUNDO

La historia de quien fue la primera persona en llegar a la cima del Everest es bastante controvertida. Según la historia oficial esta proeza se le atribuye a Edmund Hillary y su porteador Nepalí Tenzing Norgay. La expedición fue organizada por el coronel inglés John Hunt y estaba formada de 400 personas. Una pareja de esta expedición hizo el primer intento de alcanzar la cima, pero a 100 metros de conseguirlo les sorprendió una tormenta que les obligó a bajar al campamento base. Días después Hilary y Tenzing consiguen coronar la montaña, pasando 15 minutos allí e inmortalizando ese momento en una foto. Su hazaña dio la vuelta al mundo y les granjeó gran fama, sobre todo a Hillary que incluso llegó a ser la imagen de los billetes de 5 dólares de su país de origen, Nueva Zelanda. Esta historia ha condenado al olvido a las otras 398 personas de la expedición, sin las cuales probablemente no lo hubieran conseguido.

Everest
Edmund Hillary y su porteador Nepalí Tenzing Norgay Fuente: National Geographic

29 años antes de esta proeza, dos ingleses se aventuraron sin retorno a alcanzar la cima del Everest:  George Mallory y Andrew Irvine. Estos dos alpinistas tras alcanzar los 8230 m de altura y establecer un campo base, se dispusieron a llegar a su punto más alto el día siguiente. Uno de los miembros de la expedición que estaba en un campamento más abajo aseguró haberlos visto con sus prismáticos superando el segundo paso, lo que suponía estar a tan sólo 225 m de la cima. Tras un par de horas desaparecieron tras una tormenta intensa, jamás volvieron. Se intentó buscarlos, pero nunca se les encontró. Se les dio por muertos el 8 de junio sin saber si habían llegado a coronar o no la montaña. En 1999 una expedición partió en busca de la cámara kodak que llevaba consigo Mallory con el fin de averiguar si había alguna foto que demostrase que habían llegado a lo más alto. Hallaron el cuerpo del alpinista boca abajo, con una pierna rota y una gran herida en el cráneo. Al encontrar las gafas de sol en su bolsillo se dedujo que podría estar de vuelta de la coronación, ya que sería de noche. Pero como jamás se encontró su cámara de fotos nunca se sabrá si realmente fue el que consiguió pisar por primera vez la cima del mundo.

EL PASO DEL NOROESTE: EL FRACASO

El mundo llevaba siglos intentando encontrar un paso viable para llegar al Pacífico desde Europa. Un intento por mar para bordear América del Norte por el Ártico que sería fundamental para las rutas comerciales. Tras siglos sin haberlo conseguido, en mayo de 1845 el británico Sir John Franklin se embarca rumbo al Paso del Noroeste. La expedición parte con dos barcos de madera con sus cascos reforzados de hierro para hacer la función de rompehielos. Curiosamente un de las naves se bautizó como El Terror, nombre que presagiaba el trágico destino de la tripulación. Tras meses de travesía, un ballenero divisó por última vez en agosto esta flota que después desapareció misteriosamente. Las diversas expediciones que fueron en su busca posteriormente consiguieron cartografiar poco a poco la zona, cosa que facilitaría su acceso posteriormente. Más de diez barcos británicos y estadounidenses salieron en busca de la expedición, encontrando muchos hombres la muerte en estos intentos de rescate.

paso noroeste

En verano de 1850 se encuentra en isla Beechey, la tumba de tres hombres que habían fallecido por causas naturales en 1846, pero ni rastro de los barcos ni del resto de la tripulación. En 1854 el escocés John Rae, en una de sus exploraciones por el lugar, se encuentra a un Inuit que le habla de 30 o 40 hombres que han muerto de hambre en la zona donde desemboca el río Back. Además, le enseña diversos objetos que evidencian que se trata de la tripulación desaparecida. Una última expedición, financiada por la mujer de Sir John Franklin en 1859, encontró bajo un túmulo de piedras un documento que constaba de dos partes. La primera, firmada en mayo de 1847 por el coronel Gore, describía la ruta seguida hasta al momento. Sin embargo, en su segunda parte, redactada el 25 de abril de 1848 por James Fitzjames y Francis Crozier (comandantes de ambos barcos), se narraba el trágico destino sufrido por la expedición.  En él se habla de que el barco llevaba atrapado en el hielo desde el 12 de septiembre de 1846. Hasta la fecha habían fallecido 9 oficiales y 15 miembros de la tripulación, incluido Sir John Franklin del que se data su muerte el 11 de junio de 1847.También figura que algunos hombres abandonaron el barco el 22 abril rumbo a la desembocadura del rio Back. Esta expedición también encontró cadáveres y restos del equipo de la tripulación abandonados. La autopsia de los cadáveres determinó muertes por neumonía, tuberculosis y escorbuto. Además de apuntar a un envenenamiento por plomo (en la época las latas de conservas eran de plomo, altamente tóxico). Este examen también arrojó que la mayoría de los cadáveres tenían restos de cortes en los huesos por lo que se deduce que el hambre los llevó al canibalismo y a alimentarse de la carne de los propios compañeros muertos.

Terror
Cuerpos congelados momificados de expedición Fuente: nautical news today

Finalmente, en 2016, se encontraron los cascos de estos barcos y de su desdichada tripulación que subestimó la severidad climática de uno de los lugares más fríos de la tierra en nombre de una nación.

Esta apasionante historia está contada en la excelente serie The Terror  de 2018, que recomiendo que veáis para conocer todos los pormenores de esta expedición. Incluso hace una interpretación libre de sucesos que jamás se supieron.

LA CONQUISTA DEL POLO NORTE: DOS FRAUDES, UNA CASUALIDAD Y UNA PROEZA

La gran obsesión de los exploradores de principios del siglo XX era ser los primeros en pisar el Polo Norte. Tras el fracaso de Sir John Franklin en atravesar el Paso del Noroeste, infinidad de expediciones con la excusa de ir a su rescate (por la financiación), intentaron pisar el Polo Norte durante el siglo XIX. Casi todas fracasaron en el intento y además se cobraron muchas vidas. La batalla principal por alcanzar este punto polar la encabezaron dos estadounidenses: Frederick Cook y Robert Peary, que curiosamente fueron compañeros en una exploración de la zona polar en 1898.

En 1905 Robert Peary comienza su primer viaje con el fin de llegar al centro polar. Se supone que afirmó haber llegado al punto más septentrional de la tierra. Sin embargo, comprobaciones posteriores indicaron que no fue así. En 1908 parte de Nueva York para volver a intentarlo. Pasan el severo invierno en la Isla de Ellesmere. Y en febrero de 1909 reanuda su camino hacia el polo. El 6 de abril forman un campamento base a 8 kilómetros del supuesto objetivo. El 7 de abril, según indica en sus posteriores memorias, afirma haber llegado a su meta:

“¡El Polo al fin! El premio de tres siglos, mi sueño y mi ambición durante 23 años, mío al fin “

Robert Peary

Esta supuesta conquista fue discutida a posteriori y finalmente casi tomada como fraude, ya que el relato de Peary tenía bastantes contradicciones e inexactitudes. La principal consistía en que la velocidad de marcha constante fue de 21km hora, sin embargo, en el último tramo y según las mediciones se duplicó esta velocidad. Además, al volver, según los cálculos, tardó la mitad, ya que, cuadriplicó su velocidad en la misma distancia, hecho imposible si le sumamos las inclemencias temporales.

Polo Norte
Supuesta conquista del Polo Norte - Peary y su equipo Fuente: Wikipedia

Curiosamente Frederick Cook a principios de 1909 declara haber llegado al punto más al norte de la tierra el 21 de abril de 1908. Probablemente al enterarse de que Peary estaba A punto de conseguirlo. Según indicó, tras parar en el poblado inuit de Annoatok en Groenlandia, siguió su camino hasta que, finalmente, dio con el centro polar. Esta fábula fue tirada por tierra enseguida por la ausencia de pruebas y las declaraciones de varios de sus acompañantes en su viaje. Además, Peary se encargó de hundir su reputación tachándole de mentiroso en diversos medios. Toda esta polémica fue avivada por la prensa, ya que, había diarios pro Peary y otros que apoyaban a Cook.

cook
Postal humoristica de 1909 sobre disputa de ambos exploradores Fuente: arcticmuseum

En 1948 tres aviones aterrizan en tierras polares.  Llevan una expedición científica de la Unión Soviética mandada por Stalin. Su misión es encontrar mediante un sónar montañas submarinas. Al parecer dieron por casualidad con el punto exacto, hecho que se comprobaría tiempo después.

Finalmente es en 1969 cuando el británico Wally Herbert por fin conseguiría la hazaña de llegar al punto más septentrional del mundo. El explorador, acompañado de dos hombres y tras un año de dura travesía llega al Polo Norte a pie y se convierte por fin en el primero en hacerlo (sin usar medios aéreos). Con más de cien perros usados para tirar de trineos atravesó el ártico y llego por fin al ansiado punto.

Wally Herbert
Wally Herbert en su travesía polar Fuente : wallyherbert.com

Como curiosidad hay que añadir que Amundsen (del que hablaré a continuación), sin saberlo, fue el primero en ver el Polo Norte (pero desde el aire). Fue en un viaje en dirigible que realizó en 1926 junto a Ellsworth y Nobile. Su recorrido empezó en Spitsbergen y terminó en Alaska. Pasaron por el punto exacto por casualidad.

HÉROES DE LA ANTÁRTIDA: LA DRAMÁTICA CARRERA POR ALCANZAR EL POLO SUR

La hazaña de Cook y Peary en su supuesta conquista del Polo Norte dio la vuelta al mundo y fue portada de diversos diarios.  Fue entonces cuando el británico Robert Falcon Scott decidió conquistar el Polo Sur. El noruego Roald Amundsen, al enterarse, se apresuró a lograr la misma hazaña.

Scott y Amundsen
Robert Falcon Scott y Roald Amundsen Fuente: Hulton Archive

Amundsen y Scott vivían obsesionados con la gloria y ser los primeros en conquistar algo. Tanto es así que Amundsen fue a conquistar el Polo Norte y se le adelantaron, cuando se encontraba de vuelta a su país se enteró que Scott iba a emprender la conquista del Polo Sur, entonces le dijo a la tripulación que pusieran rumbo a la Antártida. En su mente solo estaba llegar antes que Scott. En 1909 ambos comienzan los preparativos para afrontar la dura proeza que no iniciarían hasta principios de 1911.  Instalan su campo base en la Barrera de hielo Ross, pero en puntos opuestos. Scott opta por iniciar el viaje al lado del estrecho de Mc Murdo y Amundsen en el lado opuesto junto a la Bahía de las Ballenas. Es finalmente en octubre cuando con todo preparado parten de sus respectivos campos base. Los británicos llevaban trineos a motor, ponys siberianos y perros. Los noruegos partieron únicamente con trineos tirados por perros, pero con hombres expertos en alpinismo y supervivencia. La expedición de Amundsen partió cuatro días antes y mandó un telegrama, tanto al rey de Noruega como al propio Scott, indicándoles que emprendían camino hacia el Polo Sur. Al enterarse Scott emprendió la marcha.

ruta Polo Sur
Ruta seguida por Scott y Amundsen Fuente: wikipedia

Los ponys siberianos no tardaron en hundirse en la nieve porque no estaban preparados para esa densidad y para ese clima tan extremo, además el sudor se les congelaba y morían de hipotermia. Los trineos motorizados empezaron a fallar y los pocos perros aportados fallecieron a lo largo de la travesía. Por su parte Amundsen, que se había preparado previamente con indígenas de Canadá para este viaje, pensó sólo en llevar perros con un razonamiento lógico. Había pensado que estos perros le servirían también de comida en movimiento que no había que cargar en los trineos y que aligeraría el peso de su expedición. Tanto es así que partió con cien perros. Debido a las inclemencias del tiempo y por necesidades alimenticias, quedaron solo 18. En una de sus últimas etapas estuvieron atrapados cuatro días en una ventisca, allí sacrificaron muchos perros e incluso les sobró para almacenar un depósito de provisiones. Desde ese día el lugar concreto es conocido como La Carnicería. La ropa que utilizaron ambos también fue bastante dispar; Scott optó por la lana, un material permeable que a bajas temperaturas deja pasar el frío y sobre todo el viento. Sin embargo, Amundsen, aprendió de las tribus indígenas que el mejor material era la piel de foca ya que no dejaba pasar el frio y resguardaba del viento.

En esta época se tenía muy claro que la falta de vitamina C originaba el escorbuto y por eso siempre llevaban limones. Su dieta se componía de 380 gramos de galletas, 40 gr de chocolate, 60 gr de leche en polvo y 350 gr de una comida concentrada a base de carne pulverizada, bayas secas y grasas, esto les permitía también no contraer el escorbuto. Este alimento era denominado Pemmican, fue inventado por los indios de América del Norte y era útil como dieta de supervivencia para los que debían realizar una gran actividad física, sería el equivalente a las barritas energéticas de hoy en día. En cuanto a las inclemencias del tiempo y del terreno tanto Scott como Amundsen se toparon con ellas. Ventiscas, neblinas y zonas plagadas de grietas dificultaron su marcha y en muchas ocasiones pusieron en serio peligro su vida sufriendo congelación de extremidades. La expedición de Amundsen en su recorrido debía pasar por la denominada Sala de Baile del Diablo, una superficie llena de grietas que, sumada al terrible viento que soplaba fuertemente en esos momentos, dificultó enormemente su marcha y a punto estuvo de hacerles retroceder. En este infernal camino el equipo de Scott recogió tres huevos de Pingüino Emperador que ayudarían a científicos británicos a explicar la teoría de Darwin.

pemmican
Comida de equipo de Scott Fuente:coolantarctica

El 14 de diciembre de 1911, tras un peligroso trayecto de 8 kilómetros y con la incertidumbre de no saber si Scott había llegado antes, el equipo de Amundsen llega al ansiado Polo Sur. Mientras tanto, a muchos kilómetros de allí, Scott y sus hombres se encuentran atravesando el glaciar Beardmore, ateridos de frío por la terrible ventisca que azota el lugar. Se quedaron sin los últimos perros y tuvieron que arrastrar ellos mismos los trineos. En esos momentos los noruegos colocaban su bandera en el centro del Polo Sur y se hacían la foto de rigor en aras de su nación sabiendo que estaban pasado a la historia. El ego de Amundsen y el saberse victorioso le llevó a dejar una carta para cuando Scott llegase allí que decía lo siguiente:

“Querido capitán Scott: como usted probablemente es el primero en alcanzar esta área después de nosotros, le pediría amablemente expedir esta carta al rey Haakon VII, si usted quiere usar cualquiera de los artículos abandonados en la tienda no deje de hacerlo, con saludos cordiales le deseo una vuelta segura”

Roald Amundsen

La expedición noruega regresó a Framheim el 25 de enero de 1912, pero su hazaña no fue noticia para la humanidad hasta marzo. Fueron recibidos con honores y recibieron varias distinciones por su gesta. Paradójicamente y como si de una broma del destino se tratase, Amundsen encontraría su final años después en otro infierno de hielo. Fue en 1926 cuando el explorador italiano Umberto Nobile, desaparece en una expedición en el Ártico. Amundsen emprende un viaje en hidroavión para rescatarle y desaparece misteriosamente. Jamás se supo nada más de él, sin embargo, Nobile, apareció tiempo después y vivió hasta los 93 años.

La canción de Mecano se basa en la llegada de Scott a su meta y la tristeza de ver que no son los primeros. Pero sobre todo en el terrorífico intento de regreso:

“18 de enero de 1912, el capitán Scott acompañado de Evans,Wilson, Bowers y Oates, alcanza el Polo Sur, pero fracasa en lahazaña de ser el primero. Sobre el punto de latitud 0 ondea yala bandera noruega del explorador Amundsen. Exhaustos y fracasados emprenden el regreso”

El 18 de enero de 1912, 34 días después de que la expedición noruega alcanzase el Polo Sur, Scott y los cuatro hombres que le acompañaban (Edward Wilson, Henry Bowers, Lawrence Oates y Edgar Evans) alcanzan el ansiado punto. Sus ojos se llenan de lágrimas y de desánimo al percatarse que no son los primeros en llegar. Todo su esfuerzo no había servido de nada, la gloria no sería para el imperio británico. Ese mismo día emprenden su vuelta con apatía y tristeza.

equipo-de-scott
Scott , Wilson, Bowers, Oates y Evans Fuente: wikipedia

“16 de febrero Polo Sur

cinco ingleses por el desierto azul

Evans va último de la fila

y colgada de su mochila

va la muerte dispuesta a demostrar

que una vez muerto

no se está mal en aquel lugar”

El 16 de febrero Evans comienza a dar síntomas de no encontrarse bien. Está como desorientado, tiene síntomas de congelamiento en las manos y cada vez se retrasa más del grupo. El 17 de febrero acampan a esperar que llegue Evans, le ven en la lejanía, pero no avanza, así que van en su busca. Lo encuentran de rodillas, con la mirada perdida y con los brazos destrozados por el frío. Le preguntan qué ha ocurrido, pero dice no saber que ha pasado. Van al campamento en busca del trineo para trasladarlo, cuando vuelven ha perdido el conocimiento. Moriría ese mismo día en la tienda, cosa que entristeció más aún al grupo.

“6 de marzo y Oates no puede más

son sus pies dos cuchillas de cristal

de arrastrarse en algunos tramos

tiene heladas también las manos

pero nadie le quiere abandonar

y mientras duermen

sale al paso de la eternidad”

El 6 de marzo Oates empieza a dar síntomas de encontrarse muy mal, una de sus piernas está entumecida y morada por el frío. Días después el congelamiento se extiende a sus dos manos y es casi incapaz de usar sus extremidades, sin embargo, sigue su marcha. El 15 de marzo pide a sus compañeros que lo abandonen en su saco de dormir ante la imposibilidad de seguir, todos se niegan. Esa noche cerró los ojos con la intención de no volverlos a abrir, pero al día siguiente se despertó. Les dijo a sus compañeros que se iba y que estaría un tiempo fuera. Se encaminó hacia la ventisca, desapareció en la lejanía y jamás volvió. Probablemente se sintió una carga para sus compañeros y decidió arrojarse a los brazos de aquel gélido infierno.

“30 de marzo

aquí acaba el diario

de Bowers, Wilson y Scott

que las ayudas que nunca nos llegaron

vayan a los que quedaron

nuestros hijos, nuestras viudas

como un inglés

mueren tres”

A partir del 20 de marzo los supervivientes, que llevaban varios días a temperaturas de –40 grados, empiezan a dudar si van a salir de allí con vida. Todos tienen problemas de congelación en las extremidades, pero especialmente Scott, que incluso piensa en sí sería una buena solución amputarse la pierna. El 23 de marzo se dan cuenta de que sólo le quedan víveres para dos días, y que el combustible se les está terminando. La última entrada del diario de Scott es el 29 de marzo (la fecha del 30 en la canción es errónea) y sus últimas palabras son estremecedoras:

“Ya toda esperanza debe ser abandonada. Esperaremos hasta el fin, pero nos debilitamos gradualmente; la muerte no puede estar lejos. Es espantoso; no puedo escribir más. Por el amor de Dios, ocupaos de nuestra gente”

Robert Falcon Scott

tumba-de-scott
Túmulo en honor a Scott, Wilson y Bowers Fuente: Wikipedia

“No hubo lápidas

no hubo pláticas

no hubo Dios

ni hubo reina

sólo nieves eternas

en la Antártida.

¿Quién se acuerda del capitán Scott, de Evans, Wilson, Bowers y Oates?

¿Quién se acuerda del capitán Scott?”

Ocho meses después de su muerte, se encontraron los tres cadáveres de los últimos supervivientes junto con el diario de Scott, gracias al cual sabemos lo que ocurrió de su puño y letra. En el lugar se erigió un montículo coronado por una cruz en memoria de estos héroes de la Antártida. El estribillo apela directamente a que murieron allí, sin posibilidad de un entierro digno. También al abandono por parte de la corona británica y la pérdida de la creencia en dios. Cuando uno está en una situación límite, tiene a la muerte pisándole los talones y no ve ningún tipo de ayuda ni de esperanza por ninguna parte. Finalmente habla de que la gloria fue para los noruegos y se pregunta por qué nadie se acuerda de la otra expedición que sufrió peor suerte.

1913-february-11-scott-finds-south-pole-north-york-times
New York Times Febrero 1913 anunciando que se han encontrado los restos de Scott Fuente:polarpostalhistory

Y hasta aquí mi historia musical de hoy. Espero que os haya atrapado la historia de esta canción como me enganchó a mi siendo un niño. Os emplazo también a escuchar este gran tema y el disco Descanso Dominical de Mecano, en mi opinión el mejor de su carrera. Además de recomendaros encarecidamente la lectura de Diario del Polo Sur: El último viaje del capitán Scott 1910-1912, que es el diario escrito por el propio Scott y que consigue que te traslades al infierno que vivió junto a sus hombres. Hasta la próxima historia musical.

4 comentarios
  • Merchi Donaire
    Publicado a las 18:49h, 24 enero Responder

    A mí también me atrapó aquella historia y sin duda alguna la has detallado a la perfección. Preciosa canción, y un estribillo con muchisima fuerza. ¿Quién no la ha cantado a pleno pulmón usando la escoba de micro? 🙂

  • josvel
    Publicado a las 22:38h, 25 enero Responder

    Es un de mis canciones favoritas de Mecano. Me alegro que te hay gustado el artículo. ¡Muchas Gracias!

  • Virginia
    Publicado a las 10:17h, 26 enero Responder

    José Antonio, tus anteriores publicaciones me gustaron muchísimo, pero esta por se una fan incondicional de Mecano me ha encantado, para mi este álbum también es el mejor, nunca había profundizado en la historia de la canción de héroes de la Antártida y gracias a ti me he enganchado por completo es apasionante.

    • josvel
      Publicado a las 10:20h, 26 enero Responder

      ¡Muchas Gracias! Me alegro de que te ha gustado.

Escribe un comentario